La Prueba

El ya conocido circuito rodador de anteriores ediciones, ha dado paso a un recorrido mas moderno, con un gran porcentaje de sendas, un trazado mucho más entretenido y divertido.

Se ha mantenido de otros años, una primera parte más rodadora, para coger ritmo, antes de entrar en las sendas junto a la ribera del río. Después de cruzar la carretera, buena ración de sendas, con algún tramo de descanso antes del avituallamiento, a mitad de recorrido.

La mítica subida a la Cruz, se realiza, a la contra que en otras ediciones
En resumen estamos ante un recorrido más moderno acondiconado a las nuevas exigencias de los amantes del btt, sitios para rodar, subir, sendas y bajadas que a su ritmo, son aptas para todo el mundo

Tras finalizar la prueba tenemos una «barra libre», en cuanto a bocadillos, cerveza y cocacolas se refiere para reponer fuerzas.

Además por si fuera poco, duchas y piscina a disposición de los participantes y los clásicos regalos de nuestros patrocinadores, que siempre son un gran aliciente.